¿Contratar las casas en el reportaje?

25 de enero, 2022 - Consejos - Comentar -

¿Contrato las casas en mi reportaje de boda?

A mí, como fotógrafo, me encanta contar historias a través de mis fotografías. Pero, ¿qué me estoy perdiendo realmente si no contrato a un fotógrafo para que acuda a las casas? 

En las casas de los novios suelen ocurrir muchas cosas. Los nervios de ese día, toda la gente que quiere ver al/la protagonista y tener su momento con el/ella, y una serie de circunstancias hacen que sucedan muchas más cosas de las que cabe esperar.

Además, es el momento en que el fotógrafo tiene su rato de creatividad, tenemos un poco más de margen para buscar fotografías diferentes y más intimas de los protagonistas. 

Todo ello se une a que en ese momento los protagonista suelen estar rodeados de su núcleo familiar más cercano, lo que nos permite conocerlo mejor, ponerles cara, saber algunos detalles que nos pueden ayudar y aportar algo a nuestro trabajo, y en ocasiones, podemos encontrar en ese grupo algún cómplice que nos eche un cable el resto del día. Puede tener información de primera mano acerca de posibles sorpresas, a los novios, datos del timing que necesitemos saber en cierto momento, etc.


Otro de los motivos por los que es importante que la historia sea contada desde el comienzo es por la otra personaEste motivo es uno de los que siempre me gusta recordar a las parejas que están dubitativas, ya que en la mayoría de las ocasiones, no suelen caer en la cuenta de que sí no hay un fotógrafo en la casa de la otra persona, te perderás esos momentos, que en mi opinión, son tan especiales.

Quizá el último punto me lo he reservado por ser el más determinante para mí. Tener esa primera toma de contacto con las parejas el día de su boda alejados de la multitud, conocer a las personas más allegadas a ellos, ver como interactúan y ser capaz de mimetizarte con ellos, hará que los protagonistas te vean como uno más, algo que ayudará a la hora de conseguir una fotografía más natural y más espontánea. 



Por suerte, una boda no es una ciencia exacta. No hay una boda igual a la otra, y para mí, es lo que me mantiene enganchado a esta profesión. Conocer gente nueva constantemente, compartir momentos tan especiales con las parejas y sus familias, y saber captar la esencia de esas personas en un sólo día es el reto más bonito que me empuja a querer continuar. 

Sí tienes algún consejo o recomendación estaré encantado de leerte abajo en los comentarios.

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 7 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior